¿Qué es la acupuntura?
Los tres mundos
La depresión
Las abejas
Lumbago
Diabetes
Esguince
La toma de tierra
La obesidad
La 7ª cervical
Las cosquillas
Los colores
Alergia
Positivo Mayor
Positivo Menor
Negativo Menor
Negativo Mayor
¿Qué es la acupuntura?

¿Qué es la acupuntura?

Normalmente, cuando alguien entra en mí consulta observo en él una expresión de extrañeza, unas veces de miedo ó duda, otras de curiosidad.

Sin embargo, la mayoría de los pacientes ya han oído hablar de la acupuntura, saben como se hace, las técnicas que se usan.
Eso no impide que continuamente pregunten sobre esta terapia, por lo que me encuentro a menudo con la dificultad de tener que dar una explicación lo más acorde posible con las características de cada paciente, su forma de pensar, sus problemas...

De todos modos, intentaremos ofrecer una definición lo más clara posible de la acupuntura: "Es una terapia para controlar y regular los meridianos de los órganos por medio de la punción con agujas".
Los meridianos son canales por donde circula la energía y donde se manifiesta exteriormente la situación de los órganos internos. Luego tienen una doble función: por un lado son la expresión de los órganos, y por otro la vía de acceso para su control. Es decir, que entre el órgano interior y su meridiano correspondiente existe una unión como la del tronco de un árbol con sus raíces, ramas y hojas.

Ahora bien, ¿cómo actuamos sobre los meridianos? Para ello no pinchamos arbitrariamente, sino en unas estructuras que existen a lo largo de su recorrido y que denominaremos puntos de acupuntura, los cuales a su vez tienen. ,diferentes características y funciones, lo mismo que a lo largo de una carretera hay unas poblaciones más grandes que otras, ó situadas a mayor altitud, ó más frías...

La acupuntura aprovecha éstas características y funciones de los meridianos y sus puntos para controlar los problemas de sus órganos mediante la punción con agujas.

Los métodos de pinchar son muy variados y dependen del problema a tratar y de las combinaciones de puntos y meridianos que vayamos a aplicar.
Últimamente han aparecido varios métodos para estimular los puntos con electricidad, láser, etc., pero mi opinión particular es que los médicos acupuntores deben saber emplear las agujas con arreglo a las técnicas tradicionales, aunque tarden más en aprenderlas.

En este sentido me parece importante que el paciente esté cada día más informado, para que así pueda elegir al médico acupuntor cuyos métodos más le convengan, intentando dejar a un lado toda esa parafernalia tecnológica, que en la mayoría de los casos la acupuntura no necesita para curar.

"Primero aguja, segundo moxa, tercero medicamento..."
Esta es una frase muy antigua, pero está sirviendo de idea rectora en los tratamientos de la medicina para todo tipo de enfermedades.
Lo que quiere decir es que primero se necesita un control de los órganos principales a través de los meridianos, pinchándolos con agujas, con 10 que conseguimos regular las situaciones desequilibradas de dichos órganos; después tendremos que aplicar la moxibustión; y sólo en último lugar, si es necesario -que en muchas ocasiones no lo es- habrá que echar mano de los medicamentos.


Efectivamente, muchas enfermedades se curan si se regula el desequilibrio que fue causa de su aparición. Por eso muchos problemas crónicos no encuentran solución con medicamentos, pues éstos no han restablecido el equilibrio, cosa que la acupuntura sí puede hacer en la mayoría de las ocasiones.
El acupuntor es muy parecido al agricultor que prepara el campo quitando piedras y maleza y moviendo la tierra y regándola; de igual forma, la acupuntura cultiva el cuerpo para que cada vez sea más fuerte a las enfermedades. Pero si a la tierra la echamos mucho fertilizante, ya sabemos que acabará quemando se y dejará de ser fértil. Con el cuerpo humano ocurre lo mismo: si en vez de hacerla fuerte lo defendemos continuamente con medicamentos, acabará siendo débil y enfermará con mucha facilidad.